Bajar de Peso de manera saludable

Os quiero hablar sobre qué debemos comer para bajar de peso, aunque antes comentaré algunos conceptos que debemos aclarar:

  • ¿Bajar peso o bajar grasa? Lo primero que debemos tener en cuenta es que no tenemos por qué fijarnos siempre en la báscula. Para vernos más saludables y, sobretodo, estar más saludable, debemos reducir la masa grasa subcutànea. No bajar de peso sin tener en cuenta nuestra musculatur: pensemos en eso.
  • Cuánta energía quema nuestro cuerpo. Un punto clave para la pérdida de peso es la estimación de energía que usamos en nuestro día a día. Por lo tanto, nos interesará siempre tener un consumo alto de calorías, ya sea por hacer actividad física o deporte, por caminar mucho durante el día o tener un trabajo físico que implica esfuerzos; o, incluso, estar aumentando nuestra masa muscular. 

    Por tanto, el hacer ejercicio físico (más concretamente, trabajo de fuerza) aumentará nuestra cantidad de músculo y a la vez, nuestro gasto energético.

    Para que me entendáis: imaginad que somos coches y nuestra masa muscular es el motor, qué quemará más gasolina: ¿un Ford Mustang de 400 cv o un Ford Fiesta de 80 cv?
  • La energía que entra en nuestro cuerpo. Una vez sé lo que quemamos, debemos averiguar con qué y con cuánto “repostamos” nuestro motor.

    Para pérdida de peso, como ya sabréis, debemos introducir menos gasolina de la que vamos a necesitar, con el fin de usar las reservas de nuestro organismo (masa grasa) y bajar de peso.

    Debe ser un proceso progresivo, controlado y mantenido en el tiempo para no tener complicaciones de rendimiento ni de salud.

    Simplemente comentaros que siempre será mejor opción alimentarse con alimentos reales (cereales integrales, verduras, hortalizas, legumbres, frutas, lácteos, proteína y grasas de calidad,) que de ultraprocesados. Mejorará nuestra salud, nos sentiremos mejor y favoreceremos el aumento de musculatura. Aprendamos a saborear y disfrutar de las verduras y las frutas, que serán nuestra mejor aliada. 
  • Tomemos suficiente proteína. Como ya hemos comentado antes, no es lo mismo perder peso que grasa (aunque pueda pasar a la vez), por lo tanto, debemos recomendaros que comáis una cantidad suficiente de proteína al día para que no perdamos masa muscular. Podemos hacerlo a partir de legumbres, cereales, semillas, frutos secos, lácteos, huevos, pescado y carne. Evita aquellos grasos como embutidos, carnes rojas y procesados.
  • El secreto para conseguirlo. Por absurdo que parezca, el único secreto que hay para alcanzar nuestros objetivos es la constancia. Entendiendo esto no queda más que aprender a organizarnos para llevar una alimentación que entre dentro de nuestras prioridades, con una actividad y organización del día que nos ayuden a sentirnos cómodos. Cuanto más a gusto nos sintamos, más mantendremos nuestri estilo de vida saludable y mejores beneficios conseguiremos.

    Una vez dicho todo esto, te explicamos, muy brevemente:
  • Intentemos mantenernos activos, bajar de peso se consigue comiendo menos de lo que nuestro organismo necesita a diario, pero: ¿comemos menos o nos movemos más? ¡Ahí está la cuestión!
  • Realicemos actividad física y entrenamiento de fuerza y aumentemos nuestros requisitos diarios de energía. Comamos mejor, no menos.
  • Alimentémonos de comida real, alimentos saludables. Siempre mejoraremos cuando aprendamos a cocinar y preparar platos, en lugar de comprar la comida ya cocinada.

Es decir: MUÉVETE, APRENDE, DISFRUTA y ADHIERETE.